Historia

Palabras sobre la historia de la Iglesia Luterana El Adviento

historia

Por  pastor Odd Knaevelsrud :

Queridos hermanos y hermanas de la Iglesia Luterana El Adviento,

Hoy domingo 27 de noviembre celebramos un aniversario más de nuestra iglesia y a la vez el inicio de adviento. Voy a usar dos fuentes históricas: 1. la carta enviada por el pastor Odd Knaevelsrud y 2. la historia enviada años atrás pro el Dr. Jürg Wille. En estas dos visiones de los fundadores aparece con claridad la perspectiva ecuménica de esta iglesia como un elemento esencial y por lo tanto inseparable de esta iglesia: lo ecuménico, lo multilingual y lo intercultural es su identidad.

La carta del pastor Odd comienza en sus primeras líneas diciendo: Es un milagro que una iglesia luterana haya sobrevivido, si tenemos en cuenta las dificultades que tuvimos en el comienzo, y además éramos apenas 60 personas.

Hace mención en su carta el aporte importante de los REFORMADOS en la formación de una iglesia luterana y menciona especialmente a nuestro hermano Bondenmann ( muy anciano que deberíamos visitarle). Esta es la primera característica ecuménica.

Hace mención del rol importante que jugó la Federación Luterana Mundial en promover la creación de una iglesia luterana en Ecuador y es que la FLM tenía un programa para refugiados en AL y para atenderlos no querían solo una atención humana, sino darles asistencia espiritual. ( la característica social de esta igelsia)

Luego pasa a comentar sus experiencias en Ecuador. La mayor dificultad la tuvo para conseguir la visa de entrada. ( En la carta historia del Dr. Wille, se hace mención que la visa no se otorgaron porque era ministro de gobierno Camilo Ponce y se postulaba para presidente de la nación. Con esa perspectiva no quería irritar a la Iglesia Católica al permitir la entrada de “herejes”). La solicitud la hicieron en 1952 y recién pudieron ingresar en 1955 ..

El trabajo comenzó en Quito, especialmente para organizar a la comunidad alemana. Luego fue a organizar al grupo en Guayaquil y ahí en una iglesia Bautista que tenía capacidad para unas 600 personas y ellos eran unas 30. Los Anglicanos de Guayaquil le solicitaron que celebre cultos para ellos en inglés, lo que accedí gustoso y además a unos treinta minutos en avioneta había una Hacienda sueca “La Clementina” en la que habían unos 15 escandinavos a ellos los atendí cuatro veces al año.

Dado que tenía que viajar a otros países para atender grupos en Colombia, Venezuela y Perú, destaca con gran cariño y reconocimiento a su esposa Petra.

La iglesia estaba en marcha y a los pocos años se unieron otros grupos idiomáticos( americanos, ingleses y ecuatorianos) “menos mal”.

Cuando el pastor Odd viajaba a Guayaquil, el encargado de dirigir los cultos era el embajador americano. ( podríamos retomar esa tradición invitando a doña Kriesti Kenny a reemplazar a Jeff cuando se vaya de vacaciones)

La Escuela Dominical era dirigida por una persona alemana, una de habla inglesa y por una Noruega, y la conclusión en el templo en español.

Hechos relevantes:

El 20 de abril de 1958 se colocó la PIEDRA FUNDAMENTAL, lo que fue el inicio de la Iglesia Luterana El Adviento. Esto ocurrió 400 años después de la construcción de la primera iglesia católica en Ecuador: San Francisco. Para esa ocasión leímos el Salmo 84 en alemán, inglés y noruego.

Acá ocurrió algo importante: un niño de tres años fue el encargado de cubrir con cemento la piedra fundamental. Termina diciendo: ” los niños son parte imprescindible en la construcción de iglesias”.

La FLM colaboró con $23.000 para la compra del terreno, la construcción de la capilla y la casa pastoral, que en total costó unos $ 40.000.

Finalmente el 30 de noviembre de 1958 (1. domingo de adviento) se inauguró la hermosa capilla con vista al histórico volcán pichincha.

Los 250 participantes de diferentes nacionalidades, pudieron cantar en su propio idioma el himno: ” Abranse puertas eternas”. Este culto se celebró en alemán, inglés y noruego. El mensaje estuvo a cargo del presidente de la FLB, Dr. Stewart Herman.

Los comienzos de la Iglesia Evangélica del Ecuador

Me presento: Dr. Jürg Wille (1916), suizo nacido en Zürich, crecí en la confesión evangélica reformada, vine a Ecuador enviado a sanear la empresa textil ” La Europea” de capital suizo( Seidenfirma Schwarzenbachen- Thalwil ZH) en el Batán, Quito. Desde 1950 casado con Christine Gulden nacida en Mannheim, dibujante, de confesión evangélica Luterana, tres hijos nacidos en Quito.

Llegamos a Quito el 15 de octubre de 1951 y alquilamos una casa en la Avenida Orellana, cerca del Colegio Militar. En navidad buscamos contactos con un grupo evangélico de habla alemana, dado que no deseábamos ir al grupo americano ” Voz de los Andes”.

A través del Consulado Suizo tomamos contacto con el maestro carpintero Juan Bodenmann de Appenzell, en ese momento soltero, vivía en las cercanías de la Nunciatura, entre la Av. 10 de Agosto y Av. América. El dispuso en su casa un espacio sencillo para cultos para unas 20- 30 personas. Al comienzo actuaba más o menos “presidente o anciano” el Profesor Georg Dehn, arqueólogo luterano emigrado en 1939 de Hamburgo, tomó parte en la primera guerra mundial, de ahí sus problemas físicos y también en parte por errores en la operación. Con una pierna más corta, atendía con mucha dificultad día a día a los clientes de su esposa Wiltrud, que preparaba en Quito un exquisito yogurt y otros productos lácteos, que eran muy apreciados por los europeos y americanos. El profesor Dehn era el guía espiritual y el carpintero Bodenmann el que realizaba las tareas prácticas. Dehn tenía muy buena voz para el canto, acompañaba en el armonio la señora Seckel de Frankfurt de origen judío. Dehn buscó en un principio contacto con los Bautistas americanos en la Av. 10 de Agosto ( Voz de los Andes), pero como alemán no fue tratado con cortesía. El pastor de esa pequeña congregación era un reformado americano, Profesor Pablo Streich, que trabajaba con la Misión Andina (Andean Mission) en el sur del país, era además su actividad principal. Su presencia en Quito era irregular, pero trataba de estar presente para los eventos importantes, más o menos entre 5 y 8 cultos en el año. No recuerdo cuando ese pequeño grupo comenzó con las actividades, es posible que dos o tres años antes que nosotros.

En ese marco celebramos en 1951 nuestra primera navidad como iglesia en Quito. A partir de ese momento me sentí llamado y comprometido a trabajar colaborando para formar una iglesia reformada – luterana en memoria de mi fallecida madre que era profundamente creyente y en sincera hermandad hacia mis cuñados pastor Friedrich v. Boldenschwingh y el pastor Friedrich v. Weizsäcker – ambos esposos de mis hermanas mayores.

El año 1952 nos regaló como matrimonio nuestra primera hijita, que fue bautizada el mismo año por el pastor Streich en la casa del señor Bodenmann, después de eso el pastor Streich viajó En ese marco celebramos en 1951 nuestra primera navidad como iglesia en Quito. A partir de ese momento me sentí llamado y comprometido a trabajar colaborando para formar una iglesia reformada- luterana en memoria de mi fallecida madre que era profundamente creyente y en sincera hermandad hacia mis cuñados pastor Friedrich v.Bodelschwingh y el Profesor Carl Friedrich v.Wezsäcker- a EUA para una año sabático. En su lugar vino de Medellín el pastor luterano sueco Kastlund para remplazarle en algunos cultos en Quito. Para nosotros los reformados el sueco era demasiado ortodoxo y para los noruegos y daneses el idioma sueco les era extraño . Pero la venida del pastor Kastlund tuvo otra consecuencia, que a la postre sería decisiva. A través de el se enteró el Secretario General de la Federación Luterana Mundial en New York de nuestra tarea. En abril de 1954 vino a Quito el pastor Kastlund acompañado del Dr. Stewart Herman, visitó al Señor Bodenmann e inmediatamente se reunió conmigo. Durante los diálogos resultó que el Dr. Herman era amigo del tío de mi esposa, Mr.Paul J. Gulden, pastor de ” Holy Trinity” en New York. Eso me animó a explicarle nuestra situación: necesitamos un pastor, no tenemos problemas que sea luterano, pero que no sea ortodoxo, a pesar de que los reformados son numéricamente minoría pero son los más activos y su confesión debe ser respetada.

El grupo alemán es difícil, una parte era anti nazis, en parte emigrantes, otra parte serían pro nazis que eran los alemanes del exterior. Dada esa situación era preferible que el pastor no sea alemán para evitar que se vea presionado a optar por uno u otro grupo, por lo tanto era conveniente prescindir de un pastor alemán en los primeros momentos. La elección entonces sería pensar en un pastor luterano escandinavo que sea tolerante, que represente a todos los escandinavos, que sepa suficiente alemán e inglés, entonces debía ser un Noruego( daneses y suecos entienden noruego, no así a la inversa). El Dr. Herman se comprometió a buscar un noruego.

Pocos meses después pudo anunciar el Dr. Herman, que el pastor noruego Odd Knaevelsrud ( 1917 ) y su familia( señora Magnhild Petra y dos hijos) estaban listos para venir a Quito. El pastor Knaevelsrud era en esos momentos pastor de los marineros escandinavos en Cardiff. En Quito era Ministro del Interior el Dr. Camilo Ponce, tenía la intención de ser presidente de una nación católica por eso le negó la visa de entrada. ( un curu chupa de primera línea). Cuando meses después bajo presión de Guayaquil Ponce fue remplazado y un liberal asumió el cargo, pudo ingresar el pastor Knaevelsrud (febrero de 1955)

En diciembre de 1954 nos fue posible alquilar una casa. El señor Bodenmann era amigo de una acaudalada viuda la Sra. Borja. Ella era propietaria de la casa de la Av. Colón # 167, que nos arrendó a un precio aceptable. Una sala amplia que daba la avenida, la dividimos con una cortina. La chimenea fue revestida por el señor Bodenmann de tal manera que simulaba un altar en la pared, cerca de la ventana había un púlpito hecho por el Sr. Bodenmann. El Embajador alemán Dr. Joachim Kühn donó para el altar un crucifijo antiguo ( a los reformados no nos hizo gracia), el pastor trajo consigo un órgano desde Cardiff , el Sr. Bodenmann aportó con bancos y de esa manera estábamos instalados.

.La “casa pastoral ” incluía un espacio como iglesia que al correr la cortina tenía espacio para cien personas debidamente ordenadas. Enfrente de la casa estaban las ” Ciervas de María” y en la cercanías un club nocturno. El número telefónico de la casa era el 31 365. La familia vivía en la parte de arriba y en el ático.

Quito debía ser la última congregación luterana de sudamérica. Bajo un mismo techo estaban en parte emigrantes judíos cristianos de habla alemana junto a antiguos alemanes, escandinavos en parte anti alemanes y anglicanos ingleses y americanos y finalmente suizos y alemanes reformados- hasta diez nacionalidades bajo un mismo techo-.

En el culto de navidad de 1954 en la casa del Sr. Bodenmann el pastor Streich bautizó a nuestro hijo David ( 19.12.1954 ) .

A mediados de marzo en 1955 celebramos el primer culto en alemán y escandinavo dirigido por el pastor Knaevelsrud, el órgano tocó la celista señora Nora Hahn del grupo de los migrantes. En Viernes Santo de 1955 tuvimos nuestro segundo culto en alemán con Santa Cena. Tomó parte en este culto el Dr. Herman de la Federación Luterana y luego informó:

“In the crowded chapel I worshipped with the 70 people who participated in the Lord’s Suppen Tears of happy gratitude crept down many cheek. There were awkward moments as those people of many traditions endeavoured to adapt themselves to each other, specially in partaking of the Holy Communion. Should they sit still, or come forward, kneel or stand, have one common cup or individual cups? But there was complete unity in the eager acceptance of the evangelical Word of God which the earnest pastor had prepared for them.”

Para el culto trajimos a nuestra hija de casi tres años. Durante la Santa Cena pidió una explicación, y después de una breve pausa preguntó: ” ¿ hay también helados?”

Esa misma tarde se celebró un culto noruego para treinta escandinavos y después de las dos celebraciones eucarísticas se inscribieron quince jóvenes para las clases de confirmación que comenzarìan en junio. En Pentecostés de 1956 fueron confirmados, cuatro de los cuales fueron bautizados la noche anterior.

A partir de Pascuas de 1955 tuvimos dos cultos por mes en alemán, y en Guayaquil un culto en alemán por mes. Al mismo tiempo se celebraban por las noches cultos en inglés y cultos en escandinavo a continuación de los cultos en alemán. En las fiestas de Pentecostés, Navidad y Pascuas celebrábamos cultos unidos. El pastor iniciaba en alemán, tenía una corta predicación en alemán, repetía en inglés el texto alemán, cantábamos tradicionales himnos luteranos, que estaban en varios idiomas, de modo que cantaba el mismo himno un alemán, su vecino inglés y otro escandinavo. En el himnario ( usábamos el de Hannover 1954) incluimos en español el Credo Apostólico que orábamos juntos en alta voz. Estos cultos eran especialmente significativos y creaban un clima de unidad.

La regularidad de los cultos debía mantenerse restringido, dado que el pastor Knaevelsrud atendía dos veces al año las congregaciones de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla además de atender a los escandinavos en Lima. La señora Knaevelsrud fue una gran ayuda para el pastor en su trabajo atendiendo la enseñanza de los niños y los confirmandos.

Del 10 al 16 de octubre de 1955 visitó la Congregación el Profesor Wilhelm Hahn de Heidelberg para estar presente en la aprobación de los estatutos. Los reformados pretendían estar representados en el Directorio con al menos dos miembros; pero dado que era difícil de aceptar que una congregación luterana tenga tal representación reformada – también por razones financieras hubiera sido poco diplomático-. Este problema lo solucionamos considerando que siempre debería haber dos suizos en el Directorio. Ellos tenían como responsabilidad, vigilar silenciosamente que el pastor instruya a los confirmandos reformados la doctrina reformada sobre la Santa Cena. Además de los suizos en el Directorio habría al menos dos alemanes y un escandinavo.

Los miembros del Directorio tenían como deber anunciar antes de cada cultos el próximo culto, en caso de inasistencia ” reprenderlos amablemente”. Esta actividad tamborilera no siempre era agradable, pero de suma importancia en los inicios. ( A los informantes se les sumaban sin excepción( sämtliche) ( Ver ese paréntesis)

Para la legalización de los estatutos era requisito que el presidente del Directorio sea un ecuatoriano de origen alemán. La primera elección recayó en el Señor Otto Scharnow. Otras personas muy comprometidas y que colaboraron mucho fueron el Señor Schulte y el Señor Schwalbe, igualmente el Señor y Señora Schrader.

En 1956 recogimos la legalización y la repartimos en navidad, pero un mes después nos fue nuevamente negada. Finalmente era necesario encontrar un camino y ese era que la ” Congregación” adjuntando los estatutos, sea reconocida como ” persona jurídica” , lo que ocurrió finalmente en junio de 1957.

El 26 de junio, inmediatamente de haber alcanzado la meta jurídica, visitó la congregación el obispo Lilie de Hannover conjuntamente con el Dr. Herman y predicó en la Colón. El Dr. Herman regresó de inmediato

con el encargo de conseguir de la Federación Luterana Mundial un préstamo para comprar un terreno para construir un templo con su casa pastoral.

Teníamos dos terrenos con opciones. Uno estaba ubicado en el cruce de la prolongación de la Orellana pasando la 6 de Diciembre, como terreno esquinero era muy apetecido. El intermediario era el financista judío Leo Erdstein, el terreno le pertenecía de facto, pero no jurídicamente. Para no pagar los impuestos de compra venta, este zorro astuto no había hecho el traspaso, así que el terreno aun estaba a nombre de la Orden de los Jesuitas, lo que llevó a mi amigo el Nuncio Apostólico a decirme con cierta sorna que no tiene nada en contra de nuestra iglesia, sabe que nosotros no hacemos proselitismo, pero de ahí a que pretendamos que los jesuitas nos traspasen una propiedad, eso era pedir demasiado.

Nuevamente estuvimos profundamente agradecidos por la amistad del Señor Bodenmann con la señora Viuda de Borja la que se mostró dispuesta a vendernos el hermoso terreno frente a la residencia de los embajadores americanos, no era un terreno esquinero, pero irónicamente estaba ubicado en la Avenida Isabel la Católica. El 8 de febrero de 1958 se nos adjudicó notarialmente el terreno. El precio de compra habrá que buscarlo en los archivos.

Yo era amigo de Max Ehrensperger un joven arquitecto suizo, originario de Neuhausen ( Schaffhausen), el había sido mi soldado y me visitó como amigo. El estaba en condiciones de presentar en pocas semanas un proyecto convincente, lo que fue aceptado unánimemente tanto por el Consejo Directivo de la congregación como por el pastor. Ya el 20 de abril de 1958 pusimos la piedra fundamental. Primero el Prof. Scharnow puso la piedra fundamental en la tierra, luego nuestra hijita pudo poner la primera palita de tierra, en ese momento se escuchó a su hermanito de apenas tres años decir: “Wott au” yo también quiero. El 1. Domingo de Adviento debía celebrarse la inauguración.

La Congregación fue invitada a contribuir con donaciones a través de una carta que yo mismo redacté. El pastor Knaevelsrud y yo estábamos de acuerdo, desafiar a todos donar un mes de sueldo, casi similar a un diezmo bíblico. Muchos respondieron a ese desafío y el tesorero Bodenmann recibía satisfecho los ingresos. Solo uno, el entonces multimillonario cónsul de Noruega tuvo la osadía de enviarnos $ 300, que inmediatamente se lo devolvimos. Dos o tres años no volvió a venir a la iglesia, luego trajo su ofrenda multiplicada.

León Erdsteins siguió siendo útil aunque indirectamente: en el Batán norte en el Inca, donde vivía la Señora Dammer, el Señor Erdstein había financiado una pequeña fábrica para la elaboración e impresión de “Tapa-Coronas”, el recién llegado mecánico alemán del este nos obsequió el costo de la impresión de la carta de donaciones.

Solicitábamos también donaciones materiales: La congregación de Belho Horizonte de Brasil nos donó las bancas. Mi madrina suiza donó las copas de plata del altar, que fueron construidas por Platería Ecuatoriana de la Av. Colón de acuerdo a un diseño hecho por mi esposa. En los años 70 ese objeto de plata fue robado. Mi congregación actual Meilen en el Lago de Zürich repuso la copa.

La señora Bodenhorst de Ambato donó la fuente de plata para la pila bautismal. El cónsul danés Helge Vorbeck de la cervecería ” La Victoria” donó dos campanas, una era la campana de la primera locomotora ecuatoriana, la otra mas grande era la campana para llamar a los obreros de la cervecería.( El señor Vorbeck decía que si hacemos sonar las campanas todos sus obreros vendrán a la iglesia). Habíamos desistido de construir una torre, para no llamar la atención y que sea percibido como provocación. Entonces por un lado teníamos el ” campanario” y como buen sustituto de las campanas, recibimos de la firma Phillips de Holanda un equipo amplificador. El equipo amplificador lo instalamos arriba de un eucalipto frente a la casa, el equipo amplificaba el lindo sonido de las campanas de las iglesias de Zürich. Repetíamos ese sonido todos los domingos de culto y a todos nos agradaba mucho. Solo en viernes santo tocábamos las campanas. Mi esposa dibujó los vitrales del frente encima del altar.

El costo de la construcción, incluida la casa pastoral fue de S/ 410.000 = US$ 25.500

En la inauguración participaron 250 miembros de todas las nacionalidades. Presidieron : Dr. Stewart Herman de la Federación Luterana Mundial de New York, el presidente Morck del sínodo de Colombia, Pastor Gulbis de Venezuela, el Pastor Johnson de la Misión Mundial de la Liga de Oración, el Pastor Streich de la Misión Andina y el Pastor Knaevelsrud. Yo tuve que salir de urgencia a Europa, ya que temíamos por la muerte de mi padre. Fui reconocido por el Dr. Herman como el ” spark plug”. Fue una gran fiesta de inauguración bendecida por Dios. Dos semanas antes hablé con mi amigo en Nuncio Papal para preguntarle si podíamos invitarle a participar de la inauguración, me dijo que le gustaría asistir, pero que la comunidad católica no vería bien su participación. ¿ Podría venir luego?. A mi regreso de Europa lo invité y le mostré nuestras instalaciones y quedó muy impresionado. El Dr. Fry, Presidente de la Federación Luterana Mundial de New York nominó a nuestra iglesia con sus tejas, en medio de montañas y el cielo azul ( entonces) la más linda iglesia de Sudamérica.

El 15 de marzo de 1959 me llamaron de regreso a Europa. Me despidieron en un culto con un saludo de despedida. ( Adjunto)

El Pastor Knaevelsrud había sentado bases firmes en Guayaquil formando una congregación de habla alemán, inglés y escandinavo.

Cuando Odd Knaevelsrud fue trasladado a Lima en 1960, sus responsabilidades eran aparte del Colegio Alemán, asesoría pastoral en la Voz de los Andes y a consecuencia de que en Colombia tenían un pastor escandinavo, su trabajo fue tan importante que hubiéramos podido tener en Quito cultos todos los domingos. También estábamos dando los primeros pasos para la construcción de un espacio para escuela dominical en la parte de atrás, lo que solo se pudo concretar nueve años mas tarde.

El 2 de julio de 1960 se fue la familia Knaevelsrud de Quito. Durante un corto tiempo nos ayudó el pastor Guido Tomquist de Brasil, luego durante un año actuó el Pastor Fred Wolf, hasta que finalmente el Pastor Torgin Haygard vino a residir a Quito.

El Señor Bodenmann, el suizo fiel, parece que falleció más o menos en 1996, eso ustedes lo saben… El Pastor Knaevelsrud está jubilado, lamentablemente enviudó y vive en Kristiansand, Noruega. El Arquitecto Ehrensperger vive en Ginebra, mi familia y yo vivimos en Meilen, en Zürich. La Señora Dehn, con sus 96 años, mentalmente muy lúcida vive desde 1956 en Manchen.

Meilen am Zürichsee August 2002

Beilagen:

‘Bettelbüchlein’ (Original)

Pläne, Baubericht

Fotos

Abschied J.W.
Iglesia Evangélica Luterana en Quito
Quito, 27 de febrero de 1959
Ecuador. Sud América

————————————————————

Señor Dr.
George Wille. Rieter
Casilla 2471.
Quito

Nuestro muy venerado, querido Doctor Wille!

Con el más grande pesar el nuevo Consejo Directivo en su primera reunión el día de ayer consideró su salida, por la que nuestra joven congregación pierde a uno sus más activos miembros. A través de su incansable trabajo en todos los asuntos administrativos de la iglesia, especialmente las relaciones con la Federación Luterana Mundial en New York y su generosa contribución, solo se lo debemos agradecer a Usted y así surge la temida pregunta: ¿ Quién continuará su tarea?.

Ciertamente tenemos nuestra casa pastoral y una tan hermosa iglesia para bendición de nuestra congregación, sin embargo queda mucho por hacer, para que la congregación no descanse en base a lo logrado, por lo que nosotros le expresamos a Usted como nuestro ” Nervum Rerum”, en el sentido de continuar con la labor desarrollada por Usted.

A Usted, nuestro querido Doctor, nuevamente le decimos nuestro más sentido agradecimiento por su gran trabajo en nuestra congregación y rogamos las ricas bendiciones de Dios para Usted y su apreciada familia todo lo mejor, le deseamos a Usted un muy buen regreso a su país y nos despedimos y lo recordaremos agradecidos y saludos afectuosos.

Firman

P. Odd Knaevelsrud, Pastor
Otto Scharnow. Presidente C.D.
Juan Bodenmann
Reinhold Schwalbe Secretario
Wilma Dammer